twitter.orig LOGOsoziokomunitarioa

 

 

facebook.orig
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
SZK greba

Adinekoen arretarako egoitzetan, pandemiaren hasierara itzuli gara

Zahar egoitzak 2022/01/10

Adinekoen arretarako egoitzetan pandemiaren hasierara itzultzen gara behin eta berriz. Badirudi denbora honetan guztian ez dela ezer ikasi. Enpresa pribatuek, Nafarroako ia egoitza guztien kudeatzaileek, berriz ere langileen bizkar jarri dituzte pandemiaren ondorioak. Ez dira behar diren prebentzio-neurriak hartu langileen eta egoiliarren osasuna zaintzeko.

Aurreikusten zen kutsatze-olatu gehiago iritsiko zirela, baina pandemia hasi zenetik bi urte igaro badira ere, ia lehenengo egunean bezala jarraitzen dugu. Egoerari aurre egiteko langile aski izan gabe jarraitzen dugu, eta bajan dauden langileak ere ez dira ordezkatzen.

Gaur egun, egoitzetan arreta ematea askoz ere zailagoa da pandemiaren aurretik baino; izan ere, orain, arreta indibidualizatua eman behar da: egoiliar asko konfinatuak daude, gaixorik edo sintomarik gabe; talde txikiak egin behar dira jantokietan eta beste jarduera batzuetan, eta abar. Beharrizanak areagotu dira, baina plantilla ez da handitu. Norbait kexatzen bada, erantzuna hauxe izaten da: "Moldatu zaitez ahal duzun moduan, erabiltzaileak zu baino okerrago daude".

Eta horren guztiaren aurrean, Nafarroako Gobernuak ez du ezer egiten hitzetatik haratago. Onartezina da. Arrisku biologikoak ez dira ongi atenditzen ari, eta ez da prebentzio neurririk hartzen birusaren hedapena galarazteko. Eta prebentzio-zerbitzuek ez dute horren guztiaren erantzukizunik hartzen.

Ia egoitza-zentro guztiak enpresa pribatuek kudeatzen dituzte, eta, horregatik, haiek dira langileen eta erabiltzaileen osasuna zaintzeko arduradunak. Baina ez dira arduratzen: beren interes ekonomikoak lehenesten dituzte, eta hala erakusten ari dira uneoro.

Zentro gehienetako instalazioak ez daude prestatuak egoiliar positiboak isolatzeko. Pandemiaren hasieran, denbora batez, zentro batzuk moldatu ziren bateko eta besteko egoiliar positiboak hara eramateko, baina gaur egun jada ez dago horrelako zentrorik.

Nafarroako Gobernuari galdetu diogu zein diren oraingo protokoloak eta ea horrelako zentroak prestatuko diren berriz, baina ez dugu erantzunik jaso.

Bestalde, zentroetan Covida-rekin kutsatzen diren langileen bajak ez dira laneko gaixotasuntzat hartzen, eta horrek zigor ekonomikoa dakar haientzat. Kontuan hartzen badugu haien soldata gordina ez dela 1.000 eurora iristen, kontingentzia arrunt baten ondorioz baja hartuz gero, penalizazio ekonomiko handia jasan behar izaten dute.

Beste behin ere, eta neke handia pilatuta izan arren, egoitzetako langileak lanarekiko izugarrizko konpromisoa erakusten ari dira, nahiz eta gaizki konpentsatuak dauden eta haien lana behar bezala aitortzen ez den. Aski da. Langile horien lana aitortu eta duindu behar da.

Maiatzean, Nafarroako hirugarren adinekoen arretarako zerbitzuen sektoreko lehen hitzarmenaren negoziazioa hasi zen. Hitzarmen horrek aspaldi indarrean egon beharko luke, baina oraingoz ez da batere aurrerapausorik eman. Horregatik, urtarrilaren 13an, adinekoen arretarako zentroen sektoreak greba-egunerako deia egin du.

Volvemos al punto de inicio de la pandemia en las residencias de atención a la tercera edad

Residencias de tercera edad 2022/01/10

En las residencias de atención a la tercera edad volvemos una y otra vez al inicio de la pandemia. Parece que no se ha aprendido nada en todo este tiempo. Las empresas privadas, gestoras de prácticamente todas las residencias de Navarra, vuelven a cargar una vez más sobre las espaldas de las trabajadoras las consecuencias de la pandemia. No se han tomado las medidas necesarias de prevención para cuidar la salud de las plantillas ni la de las personas residentes.

Era previsible que llegaran más olas de contagios pero después de dos años de pandemia seguimos casi como el primer día. Seguimos sin personal suficiente para hacer frente a la situación y ni siquiera se sustituye al personal que cae de baja.

La asistencia en las residencias en estos momentos es mucho más difícil que antes de la pandemia por la necesidad de realizar una asistencia individualizada, con muchas personas residentes confinadas, enfermas o asintomáticas, hacer grupos reducidos en comedores y otras actividades, etc. Las necesidades aumentan pero no se incrementa el personal. Si alguien se queja, la respuesta suele ser “Apáñatelas como puedas que las personas usuarias están peor que tú”.

Y ante todo esto, el Gobierno de Navarra, más allá del discurso, no está haciendo nada. Es inaceptable. Tampoco se están atendiendo bien los riesgos biológicos y no se están estableciendo medidas que prevengan la propagación de virus. Los servicios de prevención siguien sin responsabilizarse de todo esto.

Las empresas privadas, gestoras de casi la totalidad de los centros residenciales, son las responsables de velar por la salud de las trabajadoras y de las personas usuarias. No está siendo así, priorizan sus intereses económicos y así lo están demostrando en todo momento.

Las instalaciones de la mayoría de centros no están preparadas para hacer aislamientos a las personas usuarias positivas. Así como durante un tiempo había centros preparados para trasladar a las personas residentes que diesen positivo de una manera rápida, esos centros ya no existen. Hemos preguntado al Gobierno de Navarra cuáles son los protocolos y si se iban a habilitar centros y no hemos recibido respuesta.

Las bajas de las trabajadoras por contagio en los centros, no se están reconociendo como enfermedad profesional, con la penalización económica que esto supone para ellas. Si encima de que su salario bruto no llega a los 1.000 €, ya,con una baja por contingencia común, se enfrentan a una penalización económica considerable.

Una vez más y pese al agotamiento acumulado, las trabajadoras y trabajadores de residencias están demostrando su compromiso con la labor que desempeñan pese al poco reconocimiento y lo mal compensadas que están. Basta ya, hay que reconocer y dignificar la labor de estas trabajadoras.

En mayo se dio inicio la negociación del primer convenio del sector de servicios de atención a la tercera edad en Navarra, un convenio que ya debería estar vigente y sin embargo, de momento, no ha habido ningún avance. Es por esto que el día 13 de enero el sector de centros de atención a la tercera edad, ha convocado jornada de huelga.