twitter.orig LOGOsoziokomunitarioa

 

 

facebook.orig
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

SZK Tasubinsa

Gure lankidea berriz Tasubinsan nahi dugu

Iritzi artikulua I  Oihan Ataun I 2021/01/19

Joan den urrian, Tasubinsa enpresak -desgaitasuna duten pertsonentzako lan babestua diruz lagundutako enpresa- langile bat kaleratu zuen, obra eta zerbitzu kontratua amaitu zitzaiola argudiatuta. Judithek hiru urte zeramatzan Tafallako lantegian, eta lankideek LABeko enpresa-batzordeko ordezkari aukeratu zuten azkeneko hauteskunde sindikaletan.

Garai zailak ditugu laneko eskubideen eta baldintzen defentsa egiteko eta ez da erraza langileek enpresarekin ditugun arazoen aurrean ahotsa eta erreferente agerikoa izateko ahaleginean parte hartzeko urratsa ematea. Ez da erosoa zenbait enpresak ordezkari sindikalen aurka erabiltzen dituzten botereari eta errepresaliei aurre egitea.

Gure ustez, kasu honetan funtsezko hiru gai urratzen ari dira:

Lehenik eta behin, sistematikoa da Tasubinsak eta beste enplegu-zentro berezi batzuek aldi baterako gehiegizko eta iruzurrezko kontratazioa erabiltzea. Enplegu-zentro bereziek 3 urtez izan ditzakete langileak beren plantilletan, eta gero kaleratu. Jakina, ez dute inolako obra edo zerbitzurik egiten, ekoizpenerako beharrezkoak diren egiturazko lanpostuak betetzen baitituzte. Onartezina da horrela jokatzea desgaitasuna duten pertsonak kontratatzeko diru publikoa jasotzen duten enpresek, ustez haien gizarteratzea eta laneratzea errazteko kontratatzen direnean. Are okerragoa da, kasu honetan gertatu den moduan, jokabide hori eragotzi beharko luketen epaileek onartu egiten badute.

Bigarrenik, desgaitasuna duten pertsonek lanean babes handiagoa izan beharko lukete, baina erabat kontrakoa gertatzen ari da eta, gainera, gizarteratzearen izenean eta Nafarroako Gobernuak diruz lagunduta. Bistakoa da baina, milioi askoko diru-laguntza horien gaineko kontrol publikoa zorroztasunetik eta etikatik kanpo dago.

Hirugarrena eta azkena. Langileen ordezkariak babestuta daude, ustez bermatzeko ekintza sindikala ez dela kaltebera enpresen errepresalien aurrean. Hemen erabat kontrakoa aurkitu dugu. Tasubinsak argi eta garbi erakutsi du zerrenda sindikaletan aurkeztera "ausartzen" diren langileen aurkako politika.Enpresa honetan ordezkari bati baino gehiagori gertatu zaio politika hori nozitu behar izatea.

800 langile baino gehiago dituen Tasubinsak ez al du Judith birkokatzeko lekurik? Tafallako lantegian eta beste lantegi batzuetan, kaleratze honen aurretik eta ondoren Tasubinsak ez dio kontratuak egiteari utzi.

LAB sindikatua Tasubinsako Enpresa Batzordean erabakigarria denetik, inoiz lortu gabeko hobekuntzak lortu dira. Nork bere ondorioak atera ditzala! Guk borrokan jarraituko dugu langileen lan-baldintzak hobetzeko eta Zuzendaritzaren autoritarismoaren aurka. Gizarte aurreratu baten betebeharra da desgaitasuna duten pertsonen lan- eta bizi-baldintzak defendatzea eta hobetzea. Ez dugu inolako diskriminaziorik onartuko.

Judith berriz lanean hartu!

Por la readmisión de nuestra compañera en Tasubinsa

Artículo de opinión I  Oihan Ataun I 2021/01/19

El pasado mes de Octubre TASUBINSA, empresa subvencionada de trabajo protegido para personas con discapacidad, despidió a una de sus trabajadoras, alegando que se había terminado su contrato por obra y servicio. Judith, llevaba ya tres años en la planta de Tafalla y, en las últimas elecciones sindicales, sus compañeros la eligieron como delegada del comité de empresa por LAB.

En estos tiempos difíciles para la defensa de los derechos y las condiciones laborables no es fácil que los trabajadores den el paso al frente necesario para implicarse en el esfuerzo de ser la voz y cara visible de los problemas con la empresa. No es cómodo enfrentarse al poder y a las represalias que algunas empresas utilizan contra los delegados sindicales.

A nuestro entender se están vulnerando tres cuestiones fundamentales en este caso:

En primer lugar, la contratación temporal abusiva y fraudulenta que utiliza Tasubinsa y otros centros especiales de empleo es sistemática. Se permite a los centros especiales de empleo tener a sus plantillas 3 años y luego despedirles. Obviamente no realizan ninguna obra o servicio, cubren puestos estructurales necesarios para el desarrollo de la actividad productiva. Es inadmisible que empresas que reciben dinero público para contratar personas con discapacidad para facilitar su integración social y laboral hagan esto. Y peor aún, que jueces que deberían impedirlo, lo permitan, como es el caso.

En segundo lugar, las personas con discapacidad deberían contar con mayor protección laboral y sin embargo, está sucediendo todo lo contrario en nombre de la inclusión y subvencionado por Gobierno de Navarra. Aunque como es palpable, el control público sobre estas subvenciones multimillonarias escapa al rigor y a la ética.

Tercero y último. Las representantes de las trabajadoras están protegidas supuestamente para garantizar que la acción sindical no es vulnerable frente a las represalias de las empresas. Aquí nos encontramos con todo lo contrario. TASUBINSA marca bien claro su política contra aquellos trabajadores que se “atreven” a presentarse en las listas sindicales. No es la primera delegada a la que le sucede en esta empresa.

Tasubinsa con más de 800 personas trabajadoras, ¿no tiene donde recolocar a Judith? Tanto en la planta de Tafalla, como en otras plantas, TASUBINSA no ha dejado de contratar antes y después del despido.

Desde que el sindicato LAB es determinante en el Comité de Empresa de Tasubinsa, se han logrado mejoras nunca antes conseguidas. Cada cual que saque sus propias conclusiones. Nosotras vamos a seguir luchando para mejorar las condiciones laborales de la plantilla y contra el autoritarismo de Dirección. La defensa y mejora de las condiciones de trabajo y de vida de las personas con discapacidad es una obligación de una sociedad avanzada. No vamos a permitir ningún tipo de discriminación.

¡Judith readmisión!