IRA 0 3 gelara itzulera

Orain inoiz baino gehiago, 0-3 zikloak egiturazko aldaketak behar ditu

Irakaskuntza 2020/08/27

Eskolak egun gutxiren buruan irekiko badira ere, 0-3 zikloak ahanzturan jarraitzen du, bazter utzita. Eskola askok behar handiak dituzte aspalditik, eta, egungo egoera ikusita, beharrak are handiagoak izanen dira. Horiek guztiak gainditzeko, zikloak egiturazko aldaketak behar ditu.

Iritsi da eskolak irekitzeko momentua eta berriro ere 0-3 zikloko langileok ahaztuta eta babesik gabe sentitzen gara.

Orain arte, lana modu egoki eta duinean egiteko estu eta larri ibili dira eskola asko. Gaur egun, baina, askoz okerrago daude Covid-aren eta haren aurkako borrokak ezartzen dituen segurtasun neurrien eraginez.

Alde batetik, haurren eta hezitzaileen beharrak eta zikloaren ezaugarriak kontuan izan gabe diseinatutako protokolo bat betetzea eskatzen zaigu, guztiz eskasa den protokolo bat, baina horretarako ez digute inongo baliabiderik eskaintzen: ratioak eta espazioak berdin mantendu dira, noiz eta distantziak kontrolatu eta jende pilaketak ekidin behar diren momentu honetan; ez da langile berririk kontratatu, ez hezitzailerik, ez garbitzailerik, nahiz eta garbiketa lanak sakontasun handiagoz eta maizago egitea komeni dela suposatzen den.

Bestalde, Haur Hezkuntzako bigarren ziklora iritsi diren laguntzak (eskasak izanik ere) gurean ez ditugu ikusi. Horregatik guztiagatik, berriz ere guztiz alboratuta sentitu gara, zokoratuta.

LABek aspaldi esana du egiturazko aldaketak behar direla 0-3 zikloan kalitatezko arreta eta hezkuntza bermatu ahal izateko, are gehiago egun bizi dugun egoera honetan. Hori dela eta, LABetik aldaketa horiek inoiz baino beharrezkoagoak direla aldarrikatzen dugu; heziketa eta hezkuntza guztion ahotan dauden honetan, ezin da bazter batera utzi prozesu garrantzitsu horretan ezinbestekoa den lehen pausoa, 0-3 zikloa.

Ahora más que nunca, el ciclo 0-3 requiere cambios estructurales

Irakaskuntza 2020/08/27

Aunque las aulas se abrirán en pocos días, el ciclo 0-3 sigue en el olvido, marginado. Si muchas escuelas tenían grandes necesidades antes, las circunstancias actuales han hecho que ahora sean mucho mayores. Para superar todas esas necesidades, el ciclo requiere de cambios estructurales.

Ha llegado el momento de abrir las aulas y de nuevo las y los trabajadores del ciclo 0-3 nos sentimos olvidados y desprotegidos.

Hasta ahora, eran muchas las escuelas que se las veían y deseaban para poder trabajar de manera digna y adecuada. Hoy en día, sin embargo, su situación es mucho peor debido a la Covid y a las medidas de seguridad que la lucha contra ésta requiere.

Por un lado, se nos pide que cumplamos con un protocolo deficiente, diseñado sin tener en cuenta las necesidades del alumnado y del personal educador, ni tampoco las características propias de este ciclo. Además, no se aporta ningún recurso: los ratios y los espacios se han mantenido iguales, cuando se supone que hay que mantener distancias y evitar aglomeraciones; no se ha contratado nuevo personal, ni educador ni de limpieza, aunque se supone que es necesario realizar labores de limpieza más profundamente y con mayor frecuencia.

Por otro lado, nuestro ciclo tampoco se ha visto agraciado con las escasas ayudas que han llegado al segundo ciclo de Educación Infantil. Y todo esto hace que nos sintamos, de nuevo, totalmente marginados.

Para poder garantizar una atención y una educación de calidad en el ciclo 0-3, hace ya tiempo que LAB viene reclamando cambios estructurales. Y esta necesidad se hace más acuciante si cabe, en la situación de pandemia que vivimos actualmente. Por todo ello, desde LAB queremos reivindicar que estos cambios son más necesarios que nunca; ahora que la educación y la enseñanza están en boca de todos y todas, no debemos dejar de lado en este importante proceso un primer paso tan imprescindible como es el ciclo 0-3.