pastillasSistema unidosis en la ANDEP

El presidente de colegio de Farmacéuticos de Navarra es uno de los principales beneficiarios en la venta de medicamentos en la residencia San José.

Hace alrededor de 8 años por iniciativa y diríamos empeño del personal sanitario de la Residencia El Vergel, y todo hay que decirlo a pesar de la postura contraria y resistencia de parte del personal médico del centro, se consiguió que el sistema de atención farmacológico que hasta esos momentos se realizaba  y en el que se utilizaba el servicio de farmacias privadas, se cambiase por la utilización del sistema de dosis unipersonal.      

Se pasó a cubrir esta atención desde el servicio público ubicado en el Psicogeriatrico. La aplicación de este modelo (con todas las ventajas que ello supone desde todos los puntos de vista (ahorro económico, racionalización, control de medicamentos en la dispensación a los usuarios…) quedó limitada a la Residencia El Vergel sin generalizarse a otros centros dependientes de la ANDEP.     

Hoy día nos encontramos en una situación, en la que tras 8 años de la puesta en práctica de este modelo, en el centro San José se sigue cubriendo esta atención en base a recetas a los residentes para atender sus necesidades médicas.  ¿Por qué sucede esto cuando claramente el sistema de unidosis tiene  toda una serie de ventajas que se han mencionado?  Las respuestas que se dan ante esta pregunta son a entender de LAB bastante confusas. Se habla de no poder aplicarse el modelo unidosis por problemas de  organización del centro San José, porque el sistema “informático” no lo permite, porque es muy lioso y engorroso para el personal sanitario, por el problema de coste de los carros especiales que ello requiere etc,etc

Cuando  desde LAB hemos trasladado esta cuestión a los responsables de gestión de la Agencia Navarra para la dependencia, éstos se han limitado a contestar que conocen la situación y están estudiando el tema. 

Pasado un tiempo hemos querido comprender las razones profundas de este funcionamiento en el centro San José y los motivos de la no aplicación del sistema unidosis y tras diferentes indagaciones hemos conocido que:      

>El modelo aplicado hasta el momento se fundamenta en un sistema de recetas por parte del médico en un número importante (se puede calcular de una cantidad de alrededor de 375€ a 400€ mensuales) para cubrir las necesidades medicas de los residentes.       

>Estas recetas son dispensadas por parte de 3 farmacias ubicadas en sitios diferentes de Pamplona.     

La elección de estas farmacias se ha realizado sin darse en ningún caso procedimientos como un concurso público o similar para obtener esta concesión que supone unos montantes económicos respetables para los titulares de las farmacias agraciadas. En la elección de estas farmacias no llegamos a comprender los criterios que se han utilizado y por poner un ejemplo podemos apuntar que uno de los beneficiados de este servicio es el presidente de colegio de Farmacéuticos de Navarra y resulta, como todo lo demás, bastante raro. 

Nos seguimos preguntando que interés existe por detrás de este modelo, cuales son las razones que hacen que tras tantos años no haya sido cambiado por los responsables del ANDEP, empezando por la consejera, siguiendo por el gerente del departamento y terminando por la correspondiente dirección del centro y no se haya pasado a un modelo más transparente y operativo.  Dado este panorama en el centro San José y para evitar que se den situaciones que generan dudas y la sospecha de la utilización de un servicio público de manera no correcta, alentadas por intereses nada claros y que no benefician para nada la defensa de unos servicios públicos de calidad, desde LAB exigimos a los responsables pertinentes que:      

>Desaparezcan estas prácticas y modelos de funcionamiento que únicamente benefician determinados intereses particulares.      

>Se implante un sistema unidosis similar al de la residencia El Vergel al resto de centros dependientes de la ANDEP, por todo lo que supone en cuanto a ahorro económico a las arcas públicas, mas teniendo en cuenta la situación actual en la que nos hablan de la necesidad de esfuerzo y sacrificio por parte de los/las empleados/as públicos para salir de esta crisis.   

Mientras tanto queremos  dar a conocer a todo el personal que trabaja en la ANDEP este tipo de situaciones que no responden a intereses generales de los-as trabajadores-as, sino más bien intereses particulares y concretos y que tienen como resultado en última instancia  un deterioro de los servicios públicos que puedan justificar movimientos como la privatización de dichos servicios.