twitter BARRAOSASUNBIDEA

facebook
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Share

fachadaEl coste de la asistencia sanitaria en Navarra y el convenio de la CUN. Despejando dudas

Osasunbidea 2016/01/16

La rescisión del convenio entre el Gobierno de Navarra y la CUN sobre atención sanitaria de la plantilla de esta última y sus familiares ha levantado ampollas. Se trata de poner fin a una singularidad que los gobiernos de UPN-PSN habían otorgado al Opus Dei por el que este personal recibía una atención distinta al resto de Navarra y, de paso, la CUN  se embolsaba un montón de dinero público.

Según la consejería de Salud de Navarra las arcas navarras se van a ahorrar dos millones de euros al año (nos parece un cálculo a la baja) y son más de catorce los millones que los navarros y navarras hemos regalado al Opus desde el 2009 porque esta es la cantidad que nos hubiéramos ahorrado si esta asistencia sanitaria hubiera sido atendida desde lo público, como ocurre con el resto de la población.

¿Son reales estos datos de ahorro económico? En el estudio “Evolución de la prestación real media en España por edad y sexo (1998-2008) y su repercusión en las proyecciones de gasto sanitario público”. Desarrollado por Ángela Blanco Moreno (DG SANCO, Comisión Europea), Rosa Urbanos Garrido (Departamento de Economía Aplicada VI, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Universidad Complutense de Madrid) e  Israel John Thuissard Vasallo  (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad), se determina que para personas en edad de trabajar y sus hijos, el coste medio anual por persona se sitúa en torno a los 550 euros al año, incluido el gasto farmacéutico. En el convenio de la CUN unos 724 euros y sin sumar el gasto farmacéutico que en Navarra son unos 190 euros por persona, lo que elevaría el gasto del convenio a 914 euros. 390 euros más que lo que cuesta a Osasunbidea una persona de las mismas características (edad, sexo y población) en Navarra.

Además hay que tener en cuenta que los costes de la sanidad pública son por prestar todos los servicios sanitarios  (no solo atención primaria y especializada que realiza la CUN en su centro) y en todo el territorio del Estado.

La anterior Consejera de Salud con el gobierno de UPN, Marta Vera, decía en rueda de prensa el 19-12-2012: “lógicamente, se destinan muchos más recursos en las zonas rurales dispersas que en las urbanas” y ponía el siguiente ejemplo “en la zona básica de Isaba, el coste por tarjeta sanitaria de la atención continuada y urgente es de 747 euros al año, mientras que en una localidad de tamaño medio como Peralta es de 154.

Estos ejemplos muestran claramente que utilizar el gasto sanitario general de Navarra, para usarlo de referente para el convenio con la CUN, ha sido un despropósito que nos ha salido carísimo a la sociedad navarra. Hasta la propia Cámara de Comptos mostraba su crítica en el Informe de Fiscalización de las Cuentas de Navarra del año 2014, y que en su página 38 recoge: “Consideramos que los criterios utilizados no son representativos para establecer un coste de referencia para negociar un precio por prestación de asistencia sanitaria a los beneficiarios del contrato de la CUN”.

Estos datos sobre el coste económico real de la prestación sanitaria,  para la mayoría de la población pueden ser difíciles de explicar. Pero la CUN es una empresa que comercializa seguros sanitarios y conoce perfectamente que los costes varían y mucho según la edad, el sexo y la localización de la población. Las compañías de seguros sanitarios privadas ajustan sus pólizas con estos criterios. Estos datos también los conocen los partidos políticos (UPN-PP y PSN) porque han tenido y tienen en otras comunidades responsabilidades en la gestión sanitaria. Es triste que prefieran perjudicar a la sanidad pública por intereses privados.

No podemos olvidar tampoco que toda la infraestructura sanitaria pública está a disposición del personal de la CUN y sus beneficiarios, se encuentren en Pamplona, en cualquier pueblo de Navarra, del Estado e incluso de los países de la Unión Europea, y esto vale muchísimo dinero.

Pero sobre todo recordar que Osasunbidea estaba y está preparada para dar esta asistencia sanitaria mucho más barato.