Share

convenio

El estatuto de la Función Pública ha cumplido 25 años:

"Tenemos un Estatuto del siglo pasado que no se ajusta a lo que necesitamos ahora."

 

Isabel Artieda es delegada y coordinadora de LAB en la Administración. Txomin González ejerce las mismas funciones en Osasunbidea. Ambos llevan años, en nombre de nuestro sindicato, reclamando ante el Gobierno de Navarra la necesidad de cambiar el Estatuto de personal de las Administraciones Públicas.

 

 

 

Borondate politikoa falta da

Indarrean dugun langileen Estatutuak 25 urte baino zaharragoa da. Urte hauetan zehar lan baldintzen araudiaren bilakaera oso handia izan da. Gure lana ere aldatu egin da. Pasa den mendeko Estatutua dugu eta ez da egokia orain behar dugunerako. Guztia hau ikusita, beharrezkoa da gure araudia errealitate berrira egokitzea.

Estatutu berriak Administrazioa modernizatzen lagundu behar du, eraginkortasuna eta eragingarritasuna hobetzen, baita lanpostuen hornidura jardunbideak demokratizatzen ere, oposizioen izangaiek Administrazioak egindako doako gaitegiak hartzeko aukera izan dezaten, hala nola prozesuan baloratuko diren irizpideak jakitera ere.

Behin-behinekotasun handiaren aurka 4.000 lanpostuko LEP. Langileen zahartzearen aurka aldiz, errelebuzko lan kontratua eta aldez aurreko jubilazioa ezartzea. Desparekotasunaren aurrean, baldintza berberak finko eta kontratatuentzak. Eros ahalmena berreskuratzeko, lanbide karrera.

Egia esan, LABek eskatzen duen guztia bazetorren Gobernurako Akordio Programatikoan bilduta. Horretan aurreratu ez bada, borondate politikoren faltagatik izan da.

 

 

Falta voluntad política

El Estatuto de personal vigente tiene más de 25 años. En este tiempo la evolución de la normativa que regula las condiciones de trabajo ha sido enorme. Nuestro propio trabajo también ha cambiado. La realidad social también es distinta. Tenemos un Estatuto del siglo pasado que no se ajusta a lo que necesitamos ahora. Todo esto hace que sea necesario adaptar nuestra normativa a la nueva realidad.

El nuevo Estatuto tiene que ayudar a modernizar la Administración, a mejorar la eficacia y la eficiencia, así como a democratizar los procedimientos selectivos de provisión de puestos de trabajo, que permitan a las personas candidatas en las oposiciones tener acceso a temarios gratuitos elaborados por la Administración y a los criterios que van a valorarse en el proceso.

Contra la elevada temporalidad planteamos una OPE de 4.000 plazas. Contra el envejecimiento de las plantillas, la implantación de la jubilación parcial y el contrato de relevo. Frente a la desigualdad, mismas condiciones entre personal fijo y contratado. Para recuperar el poder adquistivo, la carrera profesional.

En realidad, todo lo que reclama LAB, ya venía expresado en el Acuerdo Programático de Gobierno. Si no se ha avanzado en ello es por falta de voluntad política.

 

 

Estatutu berriak balioko du, langile guztien eskubideak berdintzeko, finko ala aldi baterakoa izan, behin-behinekotasuna minimoetara mugatzeko, Administrazioan sartzeko prozedura hobetzeko edo lan baldintza berdinak izateko departamentu guztietan.

LABek oraingo erronkei erantzunen dien Estatutua eskatzen du. Lanbide karrera eta erretiro partziala langile guztientzako aitortuko dituena.

Gure proposamenak Administrazio eraginkorra, eragingarria, demokratikoa, gardena eta kalitatezko zerbitzu publikoak eta langile guztientzako oinarrizko eskubideak bermatuko dituena, bilatzen du.

 

 

carrera profesional28

 

Es necesario un nuevo Estatuto de la Función Pública

Administrazioa 2018/11/20

¿Por qué es necesario cambiar el Estatuto?
Isabel Artieda: Nuestro estatuto ha cumplido 25 años. En este tiempo la evolución de la normativa que regula las condiciones de trabajo ha sido enorme. Nuestro propio trabajo también ha cambiado. La realidad social también es distinta. Tenemos un Estatuto del siglo pasado que no se ajusta a lo que necesitamos ahora. Todo esto hace que sea imprescindible adaptar nuestra normativa a la actualidad y solucionar problemas que generan otras legislaciones y ciertas sentencias judiciales que mutilan nuestra ley.

¿Podéis poner algún ejemplo concreto?

Txomin González: Todo el mundo tiene en mente la reciente recuperación para el servicio público de las cocinas del CHN y los problemas para garantizar el empleo. La incongruencia de la ley ha llevado a que el personal propio, del Gobierno de Navarra, cuando fue despedido al producirse la privatización, no tuviera opción ni a ser subrogado ni a ser indemnizado por su despido. Cuando las cocinas vuelven a ser públicas, la judicatura obliga a subrogar al personal de la empresa privada y, si es despedido, a ser indemnizado. Los empleados y empleadas públicas no tenemos los mismos derechos que otros trabajadores. Queremos que, si vuelve a suceder algo parecido, se garantice la igualad de derechos de los colectivos afectados. No puede ser que para privatizar todo sean facilidades y, para revertir estas privatizaciones, todo problemas.

¿Qué otros aspectos consideráis necesarios actualizar?

Isabel Artieda: Nuestro planteamiento conlleva una modificación general del actual Estatuto. Durante estos 25 años de vigencia se han ido realizando pequeñas reformas para solventar problemas urgentes, que con el tiempo han vuelto a resurgir. Creemos conveniente elaborar un nuevo texto que permita afrontar los próximos 25 años con herramientas normativas eficaces, que ayuden a modernizar la Administración, a mejorar la eficacia y eficiencia, así como a democratizar los procedimientos selectivos de provisión de puestos de trabajo, que permitan a las personas candidatas en las oposiciones tener acceso a temarios gratuitos elaborados por la Administración y a los criterios que van a valorarse en el proceso.

La Administración Foral padece una temporalidad extrema ¿Se puede solucionar con un nuevo Estatuto o es la normativa estatal el inconveniente?
Txomin González: Es cierto que el Gobierno de Madrid, del Partido Popular, utilizó las leyes para bloquear funciones y competencias de nuestra comunidad y también del resto de administraciones. Pero hay que recordar que la Cámara de Comptos avisó sobre la excesiva temporalidad en Osasunbidea… ¡Hace 20 años!. Entonces no existían restricciones para convocar ofertas públicas de empleo. Era una decisión política voluntaria de los gobiernos en Navarra de UPN/PSN/PP. Lo que buscamos ahora es recoger de forma clara y taxativa la obligación de convocar OPEs, de forma que la temporalidad nunca supere el 6%.

La elevada edad de las plantillas es un grave problema que puede ocasionar graves perjuicios para la prestación de servicios.
Isabel Artieda: Cierto, hace unas semanas hicimos públicos varios trabajos donde señalábamos estos problemas, en concreto en un estudio sobre la provisión de las jefaturas y en una propuesta de Ley de Ordenación de Ratios en Equipos Asistenciales (LOREA). Para LAB es imprescindible afrontar con rapidez el envejecimiento de las plantillas. Consideramos necesario la elaboración de un plan director que planifique este reto para que estos riesgos se transformen en oportunidades. Una figura que puede ser tremendamente efectiva es la implantación de la jubilación parcial y el contrato de relevo. Esta figura está sirviendo en el mundo de la empresa privada para realizar este proceso de rejuvenecer las plantillas.

Ingreso y provisión de puestos, rejuvenecer plantillas, igualar derechos… Parece que la Administración no es el paraíso que se vende a la opinión pública.
Txomin González: Pensad que la mitad de las plantillas son personal temporal, que se les despide sin ninguna indemnización, que existen personas que realizan decenas de contratos a lo largo de los meses, que no tienen calendarios laborales que les permita conciliar su vida laboral y personal, que cobran hasta un 30% de salario de menos… A todas estas personas les tenemos que garantizar igualdad de trato y condiciones laborales y salariales.

Pero el personal funcionario sufre situaciones igual de lamentables.
Txomin González: En estos últimos 8 años hemos perdido un 13,6% de nuestros salarios. Hay colectivos que cobran carrera profesional y otros no. Personas que están adscritas a jornadas especiales sin regular y con claros perjuicios personales como trabajar en horario nocturno sin cobrar el complemento, realizar horarios deslizantes que afectan a distintos horarios sin cobrar turnicidad… También existen diferencias entre Departamentos entre puestos de similar cualificación y diferentes sueldos, estamentos mal encuadrados…

¿Y cómo se solucionan tantos y tan diferentes problemas? ¿No creéis que más que un problema de normativa es un problema de voluntad política?
Isabel Artieda: Es evidente que falta voluntad política, el gobierno de Geroa Bai no ha considerado interesante afrontar estos retos y buscar solucionar los agravios e injusticias. Ha preferido parapetarse detrás de la normativa estatal y alegar que Madrid no le deja. LAB somos conscientes de que alguno de los problemas señalados podrían ser solucionados mediante normativa específica, pero la experiencia nos dice que sin diseñar una base normativa eficaz es imposible asentar un proyecto de futuro que por un lado termine con las injusticias, pero por otro permita evolucionar a una Administración eficaz, eficiente, democrática, transparente y que garantice unos servicios públicos de calidad para la sociedad. Todo esto venía recogido en el Acuerdo Programático de Gobierno pero, hasta ahora, se ha quedado en papel mojado.

Y ante todo esto ¿Qué propone el sindicato LAB? Tenemos que hacer que el Gobierno deje de marear la perdiz y afronte de una vez la reforma del Estatuto. Para lograrlo, vamos a tener que presionar. Hemos convocado una concentración para el próximo miércoles 28 de noviembre, a las 11 horas, delante del CCI Príncipe de Viana, en el Complejo Hospitalario, en la que reclamaremos, además de la reforma del Estatuto, la carrera profesional y la jubilación parcial para todo el personal.