Share

isabel artieda hhss"LABek ez du  onartzen langileen  arteko inolako diskriminaziorik.  Lan berdinari, ordainsari berdina eta lan baldintza berberak egokitzeko lan egiten dugu."

Administrazioa 2015/05/14 

Entrevista a Isabel Artieda, responsable de LAB Administración

Desde LAB habéis denunicado que existen discriminaciones salariales en el personal de la Administración Foral ¿a qué os referís?
Nos escandalizamos cuando escuchamos que las mujeres, por el hecho de serlo, cobran menos que los hombres por hacer el mismo trabajo.
Sin embargo, no es noticia  que dos personas, una eventual y otra funcionaria,  que realizan el mismo trabajo, tengan salarios diferentes.
Esta discriminación es una realidad en la Administración Navarra. El personal contratado administrativo no cobra conceptos como grado y ayuda familiar, que sí cobra el personal funcionario. Y no es la única.

¿Puedes poner algún otro ejemplo?

También el personal auxiliar administrativo que, pese a hacer las mismas labores que el personal administrativo, tiene diferente nivel y retribuciones. Es también el caso de los-as conserjes que pueden estar encuadrados en el nivel D o E con las mismas consecuencias que los anteriores.

También habláis de discriminaciones en el acceso a la carrera administrativa.

Claro, el personal de enfermería de núcleo no puede acceder a la carrera profesional como sus compañeras y compañeros del SNS-O. Una carrera profesional, por cierto, que debería estar vigente para todo el personal sin excepciones.

¿La discriminación por sexo sigue siendo una realidad?

Sí. En la Administración las mujeres somos el 70% del personal pero la mayoría de las jefaturas son ejercidas por hombres. Cuanto más ascendemos en la pirámide de jefaturas, menos mujeres se encuentran. Pero esta es solo una de las discriminaciones que sufrimos. Los trabajos más feminizados son los que peores condiciones salariales y de estabilidad tienen.

¿Qué iniciativas habéis tomado con este tema?

Nosotras no aceptamos trabajadoras de primera y de segunda. No admitimos trabajadores con más derechos que otros.

Para LAB este es un asunto de la máxima importancia porque no aceptamos discriminaciones de ningún tipo y así lo hemos expresado en todos los foros que hemos podido, la última vez en el Parlamento de Navarra, donde se estaba debatiendo la posibilidad de que sólo algunos puestos vean reconocido el grado. La defensa de la igualdad entre hombres y mujeres es una prioridad absoluta para nuestro sindicato.