Share

Ataque a la negociación colectiva

Osasunbidea 2013/10/10
David Mendaza y Txomin González , responsables de LAB Osasunbidea hacen una valoración negativa a toda la política de gestión de personal y de la negociación colectiva que lleva a cabo el SNS Osasunbidea.

El sindicato LAB tenemos que hacer una valoración negativa a toda la política de gestión de personal y de la negociación colectiva que lleva a cabo el SNS Osasunbidea.

La estrategia desarrollada desde la gerencia va encaminada a vaciar de contenido los foros de negociación sindical legalmente establecidos (Comisión de Personal y Mesa Sectorial de Salud) para tratar las condiciones laborales del personal de Osasunbidea. Para ello han tomado diversas iniciativas.

La primera es la de “reactivar” las Juntas Técnico Asistenciales, meros órganos consultivos sin competencias ni valor vinculante en las decisiones de gestión. Órganos que durante décadas han languidecido y han sido inoperantes, pero que ahora se les pretende dar una notoriedad interesada, al presentarlos como foros de debate y comunicación entre gestores y profesionales. Nada más lejos de la realidad, ya que en ellos ni de lejos se representan los intereses de las plantillas, ni en lo referente a sus condiciones laborales, ni como ámbitos de aportación y debate plurales, aunque se pretenda que sea así por parte de la gerencia.

El caso más notorio es el de AP donde se le ha dado relevancia en ese sentido, (junto con una llamada Comisión Asesora compuesta a medida de los intereses de la Dirección), mientras se han evitado los foros de la Comisión de Personal o Mesa Sectorial para exponer sus planes, ya que temen la reacción de los sindicatos ante ellos.

La segunda es en el ámbito del CHN donde se han anunciado la puesta en marcha de los planes de gestión, entre dirección y jefaturas de servicio. En ellos además de marcar objetivos asistenciales se plantean marcar incentivos económicos, es decir se plantean cuestiones relacionadas con las retribuciones de la plantilla. En este caso no es que se obvie el ámbito negociador de la Mesa Sectorial de Salud, sino que se obvia el de la Mesa General de la Función Pública, único órgano con capacidad para debatir y negociar las cuestiones relacionadas con las retribuciones de toda la plantilla de empleados públicos.

Estas dos estrategias puestas en marcha tienen un objetivo muy claro: vaciar de contenidos los foros de negociación sindical por ser claros obstáculos para la puesta en marcha de su planificación de recortes sobre la plantilla de Osasunbidea y desviar hacia órganos hechos a la medida de la Gerencia, la presentación y debate de su planificación. Así como individualizar la negociación colectiva, como forma de acabar con las resistencias sindicales a los recortes.

Su pretensión de manipular las potestades de la Mesa Sectorial o Comisión de Personal se refleja en la respuesta dada por la Directora de Recursos Humanos ante la pregunta planteada por LAB: ¿la carga de trabajo o carga asistencial, en el caso de la AP el cupo de pacientes por profesional, no es parte de las condiciones laborales de la plantilla?

Su respuesta fue un no reiterado. Con ello se delata cual es el concepto de la negociación colectiva de la Gerencia de Osasunbidea y su equipo.

Todo lo expuesto nos debe llevar a sindicatos y plantilla a reflexionar ante qué situación de negación de derechos laborales nos encontramos y a que respuesta y vía de salida le vamos a dar.